La superioridad de los corredores Africanos. El porqué.

El dominio de los atletas africanos en las carreras de fondo siempre ha llamado la atención y más ultimamente con el proyecto Ineos 1:59 de Eliud kipchogue y el reciente 2:01:41 de Kenenisa Bekele.

¿Pero, porque son tan superiores los corredores Africanos?

Los estudios recientes han demostrado que no hay diferencias importantes en la eficiencia de carrera entre corredores europeos de elite (2h08 en maratón) y corredores kenianos del mismo nivel, lo que sugiere que el dominio africano depende de otros factores.

La primera diferencia fisiológica encontrada en comparación con los corredores caucásicos es la masa del tobillo al gemelo que para los corredores africanos es unos 400-500g más baja que para los caucásicos. Varios estudios han demostrado que cada 50 gramos de peso en los tobillos aumenta el gasto de energético en un 1%. Esto significa que los corredores africanos tienen un gasto energético de entre el 8 y el 10%  más bajo que los corredores caucásicos.

La constitución física de brazos y piernas delgadas y largas favorece la dispersión de calor, aumentando el aguante y la resistencia, ya que el 75% de la energía producida se transforma en calor que debe dispersarse efectivamente  para limitar el aumento de la temperatura corporal. Es decir, los atletas delgados y con extremidades largas son más eficientes en la dispersión del calor en comparación con los atletas con un físico más compacto.

Por otro lado, la mayoría de los corredores africanos nació, vive y entrena en altura. Los keniatas y los etíopes están acostumbrados a vivir y entrenar a más de 2000m de altura.

Las personas de raza caucásica responden a la hipoxia aumentando la masa y la saturación de hemoglobina.

En cambio, los tibetanos, por ejemplo, que viven a grandes altitudes tienen valores de hemoglobina normal, ya que poseen una variación del gen EPAS1 que previene de problemas de viscosidad de la sangre. Paradójicamente también tienen un nivel bajo de saturación de hemoglobina.

Entonces los tibetanos pueden vivir en altitudes extremas gracias a una producción excepcional de óxido nítrico (NO), 200 veces el nivel habitual en los caucásicos (El óxido nitrico mejora la eficiencia respiratoria).

Kenenisa Bekele: 2:01:41 – Berlin 2019

El grupo étnico etíope Amhara, que ha vivido durante milenios por encima de los 3000m también tienen unos valores de hemoglobina normales, comparables a los de los residentes a nivel del mar. Por lo que los Amhara han desarrollado una capacidad extraordinaria para difundir el oxígeno de los alvéolos a la sangre.

Otra etnia Etíope, los Oromo (Kenenisa Bekele y las hermanas Dibaba, entre otros) tiene valores muy altos de hemoglobina. Los pastores Oromo emigraron a las tierras altas hace solo 500 años, demasiado poco tiempo como para inducir mutaciones genéticas similares a los Tibetanos o a los Amhara. Los Oromos en cambio, son excepcionales respondedores a la altitud, que muestran valores de hemoglobina mucho mayores que los caucásicos, incluso a altitudes de menos de 1500m.

Igualmente, siempre hay diferencias individuales, ya que la respuesta al entrenamiento en altitud es totalmente individual y requiere un programa personalizado para cada deportista.

Las personas caucásicas nacidas en altitud y con la infancia y la adolescencia pasadas en altura, también tienden a desarrollar una mayor superficie en los alveolos pulmonares que los nacidos y residentes a nivel de mar, por lo que tienen una mayor aptitud para los deportes aeróbicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *