LA IMPORTANCIA DEL ENTRENAMIENTO DE FUERZA

Hay una gran evidencia científica respaldando a las mejoras en el rendimiento con el entrenamiento de fuerza, sin embargo la gran mayoría de veces no se le da importancia que tiene. 

A continuación veremos porque se producen estos beneficios en deportes de resistencia y porque tienes que introducir ya la fuerza en tu rutina de entrenamiento, si es que aún no lo haces.

AUMENTA LA FUERZA GENERAL

El entrenamiento de fuerza con cargas elevadas aumenta la fuerza de las fibras musculares de Tipo 1, que son los músculos de contracción lenta.

Al aumentar la fuerza de estas fibras y retardar la fatiga, puedes aguantar  más tiempo a intensidades por debajo del umbral y retrasar la activación de fibras musculares de tipo 2 o de contracción rápida (menos eficientes).

Al mejorar la economía del ejercicio (gracias al reclutamiento de las fibras musculares), hay un efecto positivo en la resistencia debido a un agotamiento más lento del glucógeno y a la menor  fatiga muscular.

A la vez, cuando la fuerza máxima aumenta, hay una disminución en la cantidad de masa muscular que tiene que activarse para generar una cantidad determinada de energía, lo que reduce la tensión metabólica.

MEJORA LA TASA DE PRODUCCIÓN DE FUERZA

El entrenamiento de fuerza ayuda a aumentar la producción de fuerza máxima, la tasa de producción de fuerza y la tensión de la fibra muscular, lo que significa que durante cada pedalada/zancada/brazada los músculos pueden operar a un porcentaje general más bajo de su capacidad de fuerza máxima.

Con una tasa mayor de producción de fuerza gracias a una mejor  activación neuronal, el flujo sanguíneo a los músculos puede aumentar porque el tiempo de contracción del músculo es más corto.

Cuando el músculo se contrae, el flujo sanguíneo se restringe, por lo que acortar el tiempo de contracción es muy beneficioso para  corredores, ciclistas y nadadores, entre otros.

PREVIENE LESIONES

Es un beneficio indirecto, pero minimizar el riesgo de lesión es una de las mayores y más importantes ventajas del entrenamiento de fuerza. Menos lesiones significan una mayor constancia en el entrenamiento, lo que evidentemente tiene un gran impacto en la mejora del rendimiento y en el calendario de competiciones.

Y PARA TERMINAR… ¿MÁS MÚSCULO, MÁS PESO?

Muchos atletas y ciclistas no realizan entrenamiento de fuerza porque tienen miedo de subir de peso por la hipertrofia muscular y es comprensible, sin embargo, a pesar de que a veces hay un ligero aumento en la masa especifica del deporte en cuestión, este aumento  se ve compensado por los beneficios en el rendimiento que aporta la mejora de la fuerza.

También hay que tener en cuenta que la hipertrofia muscular será mucho menor con el entrenamiento de resistencia y el entrenamiento de fuerza juntos, en comparación con el entrenamiento de fuerza solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *