El VO2máx ¿Es tan importante?

El VO2max es un valor que tiene una influencia directa en el rendimiento deportivo, y no hay que subestimarlo, pero en la mayoría de los casos se le da una excesiva importancia, limitando el rendimiento del deportista intentando mejorar estos valores y olvidando otros aspectos que influirán en mayor medida en el rendimiento.

¿Qué es exactamente el VO2max o consumo máximo de oxígeno?

Es la cantidad máxima de oxígeno que nuestro cuerpo puede obtener y usar cada minuto, normalmente expresado en ml/kg/min. ​

Es la mejor forma de cuantificar la capacidad aeróbica de un deportista. Contra más grande sea el valor del VO2máx, mayor será la capacidad cardiovascular.

Es por ese motivo que se le da tanta importancia y se cree que es el parámetro que rige a todos los demás.

La realidad es que es importante, pero de los tres parámetros que afectaran más a tu rendimiento en deportes de resistencia es quizás el menos importante, siendo la economía de carrera/pedaleo/nado y la potencia/velocidad a umbral anaeróbico las más determinantes.

El músculo cardíaco mejora con el entrenamiento hasta un punto determinado por la genética.

El entrenamiento de alta intensidad es el más efectivo para mejorar el VO2max. Esto se debe a que cuando se lleva el corazón a niveles casi máximos, responde volviéndose más fuerte y elástico. Expulsa más sangre, lo que lleva más oxígeno a la musculatura.

Pero el corazón está rodeado por una fascia relativamente inelástica llamada pericardio, más allá de la cual no se puede expandir. Una vez que llega a este punto donde no se puede expandir más, el volumen sistólico se estabiliza al igual que el VO2max.

Esto significa que el VO2max está en parte, determinado por la genética y que si un deportista ya ha entrenado muchos años a alta intensidad su consumo máximo probablemente ya esté o se acerque a su límite genético.

Por lo tanto, debería buscar otras formas de mejorar el rendimiento, pero eso hay que evaluarlo con cada caso en concreto.

Por experiencia propia he podido comprobar como deportistas con un VO2max menor que otros, obtenían mejores resultados, o que dos deportistas con un mismo consumo, uno podía ser campeón del mundo y otro ni si quiera poder estar en ese campeonato.

Este fenómeno se debe a varios motivos:

La economía a ritmos de competición tiene un impacto enorme, ya que un corredor/ciclista con una mala economía necesitara mas potencia aeróbica para mantener la misma velocidad.

Y más importante que el VO2max, es el porcentaje de VO2max asociado con el umbral de lactato, ya que esto indicara cuanto tiempo serás capaz de aguantar a una alta velocidad/potencia.

Por ejemplo, un deportista con un VO2max de 70mil/kg/min puede ser mucho mejor que uno con 75mil/kg/min, si el primero puede mantener una intensidad del 90% del VO2max con una concentración de lactato de 2,5mmol/l ya que ha entrenado a las intensidades adecuadas, y el segundo al mismo % de VO2max tiene una concentración de 8mmol/l, el cual no podrá mantener el esfuerzo que por unos pocos minutos.

Así mismo el gesto de correr/pedalear en una cinta o rodillo en el laboratorio y con una máscara, es muy diferente a entrenar al aire libre y requiere de entrenamiento específico para habituarse muscular y mentalmente al 100%.

En años de ver y hacer pruebas de esfuerzo he visto muchas variabilidades, en función del protocolo, los instrumentos, y la exactitud, por lo que no hay que fiarse al 100% de una sola prueba, y nunca hay que desanimarse por no obtener un VO2max alto.

En conclusión, hay infinidad de casos de deportistas que llevan años entrenando a alta intensidad, insistiendo en centrarse solamente en mejorar el VO2max, el cual probablemente ya no puede mejorar más, y olvidando trabajar la técnica/economía, optimizar la base aeróbica o el umbral de lactato, factores que sí que les catapultarían hacia donde quieren estar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *