Alimentate en función del tipo de entrenamiento que vas a realizar.

Observando la alimentación de muchos deportistas, creo que es imprescindible compartir esta infografía diseñada por Yann LE MEUR ya que una alimentación saludable pero distribuida de una forma incorrecta va a afectar negativamente al rendimiento. 

Generalizando, cuando entrenamos/competimos a alta intensidad la gasolina del cuerpo es el glucógeno y cuando entrenamos a baja intensidad el combustible son los lípidos. 

Por lo que si vamos a hacer un entrenamiento de alta intensidad las comidas de antes, durante y después tienen que ser altas en carbohidratos para promover el almacenamiento de glucógeno, que nos hará rendir y recuperar mejor. 

Y para los entrenamientos de baja intensidad (aún que sean largos) podemos entrenar con una disponibilidad reducida de carbohidratos, que no va a afectar negativamente al rendimiento, sino todo lo contrario si se hace de forma correcta.

Lo que muchos deportistas hacen para perder peso, es entrenar siempre con disponibilidad reducida de carbohidratos. Y esto solo disminuye el rendimiento, ya que para los días fuertes los glúcidos son imprescindibles para entrenar a la intensidad adecuada y asimilar bien el esfuerzo.

En resumen: hay que alimentarse en función del trabajo que vamos a realizar.

Si se quiere perder peso sin interferir negativamente al rendimiento hay que hacerlo muy progresivamente creando un pequeño déficit calórico los días de baja intensidad, pero nunca los días de alta intensidad o de competición.

Pero esto no es tan simple por lo que para estos casos recomiendo asesorarse por un nutricionista deportivo.

No dudéis en dejar un comentario para aclarar cualquier pregunta ⬇️⬇️#

Referencias ????: @ylmsportscience y S.Impey et al. Sports Med 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *