7 errores a evitar en el entrenamiento

Te dejo con los 7 errores de entrenamiento más comunes, para que no los repitas.

1- Empezar la temporada entrenando demasiado y muy pronto.

Al empezar la temporada o después de un parón largo, es muy fácil motivarse y empezar con una carga de entrenamiento mayor a la necesaria e ideal.

La solución es incrementar la carga progresivamente, intentando tomarse el primer mes de forma relajada.

2- Copiar los entrenamientos de compañeros, pros, etc.

Por muy exitoso que sea y lo bien que le vaya a él, el entrenamiento que realiza otro deportista no tiene por qué ser el que te va a ir bien a ti.

Hazlos servir de inspiración, pero siempre consciente de lo que es apropiado para ti, en función de tu nivel actual, tus características personales, y tus objetivos.

3- Pasarse con la intensidad.

A pesar de que el entrenamiento de intensidad es la mejor opción para aquellos deportistas que disponen de poco tiempo para entrenar, tenemos que vigilar mucho si disponemos de más horas y abusamos de la intensidad.

En este caso es mejor aprovechar para también realizar entrenamientos más  largos a baja intensidad.

Una de las claves para asegurar desarrollar un buen rendimiento a largo plazo es mezclar correctamente la baja y la alta intensidad.

4- Falta de variedad en las sesiones.

La falta de variedad en los entrenamientos va a reducir tu motivación, incrementando las posibilidades de quemarte no solo mentalmente, sino físicamente también.

También va a hacer que haya aún más diferencia entre tus debilidades y tus puntos fuertes y derivar a lesiones.

Intenta variar lo más posible las rutas, la duración, el trabajo de intensidad, etc.

Puedes incorporar el entrenamiento de fuerza a tus sesiones y en pretemporada realizar entrenamiento no específico practicando otros deportes.

5- No tener objetivos claros.

Entender lo que estás haciendo en cada sesión y el porqué de la estructura es muy importante para afrontar el entrenamiento con un propósito y mayor motivación.

Intenta identificar los aspectos de tu rendimiento que quieres/tienes que mejorar para conseguir los objetivos que buscas en la competición.

Esto te ayudara a estar más centrado en lo que de verdad tienes que hacer.

6- Mala/escasa recuperación.

Si no recuperamos adecuadamente el cuerpo no podrá asimilar el estímulo del entrenamiento, por lo que nos estancaremos o sobreentrenaremos.

Hay mil consejos para ayudar la recuperación, pero los básicos que te darán el  80% de los resultados son:

Tener una buena rutina de sueño. A poder ser intentar dormir alrededor de 8h/día.

Comer y beber lo que el cuerpo necesita tanto antes, como después del entrenamiento.  

7- Entrenar siempre solos.

Hay entrenamientos específicos que hay que realizar solo, pero entrenar en grupo nos va a aportar muchas ventajas.

La motivación para entrenar es mayor, te vas a divertir más y encima siempre puedes aprender buenos hábitos y habilidades de tus compañeros con más experiencia.

Todo esto te va a ayudar a subir el escalón que tanto te cuesta.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *