10 consejos para entrenar con altas temperaturas

Aprovechando la ola de calor os dejo 10 consejos para poder compaginar los entrenamientos con estas temperaturas.

1- Empieza a entrenar muy pronto o muy tarde. Si entrenas por la mañana intenta dejar el entrenamiento hecho antes de las  10h y si es por la tarde a partir de las 19h. Evitando las horas intermedias, que es cuando el sol está más alto.

2- Bebe constantemente. Con estas temperaturas puedes llegar a perder entre 1L y 1,5L cada hora de ejercicio, por lo que tienes que reponerlos.

Perder el 2% de tu peso corporal en agua produce una disminución del rendimiento del 6%. Una pérdida alrededor del 9-12% puede ser extremadamente peligrosa.

Intenta ir por rutas con fuentes por el camino para repostar agua fresca y refrigerarte la cabeza y el cuerpo.

Si no dispones de fuentes y vas corriendo hacer circuitos más cortos y en cada vuelta mojarte y beber. Si vas en bici lleva dinero para comprar bebidas frías.

(Photo credit should read ERIC FEFERBERG/AFP/Getty Images)

3- Aumenta la ingesta de sales minerales, especialmente el sodio. El sodio es un electrolito esencial, ya que ayuda a mantener el volumen de plasma sanguíneo y a transportar agua desde el torrente sanguíneo a los músculos.

4- Haz “el camello” antes de salir a entrenar, es decir bebe mucha agua. Intenta beber hasta 1L de agua durante la media hora antes.

5- Mójate y refrigera bien el cuerpo antes de salir a entrenar.

6- Sal a entrenar con la mínima ropa posible y que la que lleves sea técnica y muy fina.

7- Al acabar de entrenar baja la temperatura corporal lo antes posible, con una ducha de agua fría, en la piscina, en un rio o en un lago.

8- Escucha tu cuerpo. Es muy importante no forzar al cuerpo, ya que le estamos sometiendo a un esfuerzo muy grande. Si te encuentras mal o más fatigado de lo normal no sigas, para, refrigérate, hidrátate y ves a casa.

Si vas con pulsometro y ves que el pulso es más elevado de lo normal, no sigas.

9- Si has de entrenar al mediodía o a media tarde intenta hacerlo a cubierto con el aire acondicionado, en la cinta o con el rodillo. U organizar el entrenamiento para cuadrar las sesiones de natación o fuerza en el gimnasio durante esas horas.

10- ¡Consejo extra! No te prepares comidas calientes, ingiere comida fría. Te sentara mucho mejor y podrás comer las cantidades que necesita tu cuerpo.

Por ejemplo, deja hecha en la nevera una ensalada de patata /pasta /quínoa/ arroz, con tomate, garbanzos, aguacate, atún, huevo duro, etc. y de postre tomar frutas frescas y con mucha agua, como sandia o melón.

¡Pruébalo, ya verás cómo entra!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *